atto

Historia

1 de junio de 1951: como conclusión de la conferencia mantenida en Stresa entre los mayores expertos europeos del sector lechero-quesero, quedó estipulada una convención como tutela de las mayores y más típicas producciones queseras europeas.

10 de abril de 1954: el Parlamento Italiano aprueba la ley n° 125 sobre la tutela de las denominaciones de origen típicas de los principales quesos italianos.

30 de octubre de 1955: las denominaciones de origen Parmigiano-Reggiano (Parmesano), Grana-Padano, Gorgonzola, Pecorino Romano, Fontina y Pecorino Siciliano son oficialmente reconocidas con el D.P.R. 1269.

Este es el primer documento oficial que contempla la denominación de origen “Gorgonzola”. Mientras se van constituyendo los Consorcios del queso Parmigiano Reggiano (1954) y del Grana Padano (1957), para el nacimiento del Consorcio del gorgonzola es necesario esperar todavía algunos años. En efecto, tan sólo hacia finales de los años 60, con el mercado del Gorgonzola afectado por una masiva invasión de productos similares de proveniencia extranjera de escasa calidad pero de coste inferior, algunos productores se ven en la necesidad de reglamentar y tutelar el queso Gorgonzola.

1968: surgen dos Consorcios voluntarios: el primero en Novara, en la Cámara de Comercio local, constituido por pequeños productores de la provincia de Novara; el segundo en Milán, en la sede de la Asociación Italiana Lácteo-Quesera formado principalmente por las grandes industrias del sector. Esta situación no permite, de todas formas, el reconocimiento por parte del entonces Ministerio Agroforestal para ambos Consorcios.

14 de mayo de 1970: en la Cámara de Comercio de Novara se procede a la fusión de los dos Consorcios y a la constitución del actual Ente con sede en Novara; 35 afiliados entre productores y curadores del sector industrial y agrícola se encargan de redactar el primer estatuto y de la elección del primer Presidente en la persona del Sr. Don Gisberto Francesco Invernizzi.
En 1971, mediante un Decreto Ministerial se confía al Consorcio el encargo de vigilancia sobre la producción y el comercio del queso. En estos años se procede a la definición de las mansiones, de las competencias y a la organización estructural del ente; se estudia y se prepara el logotipo que se aplicará sobre el producto.

1 de marzo de 1975: se inicia el proceso de marcado del queso fresco y la impresión de la marca de identificación visiva g en el aluminio que envuelve el gorgonzola en el momento de su comercialización.

Este procedimiento fue ratificado mediante publicación en el Boletín Oficial el 15/5/75. Mientras tanto, los afiliados al Consorcio de 35 pasaron a ser más de 100 (107 en 1976).

  • Compartir en